Joan Cashimira es la tercera generación de luthiers artesanos que sigue perfeccionando el arte de la construcción de guitarras, teniendo especial cuidado en cada detalle relacionado con la selección de los materiales, la temperatura, la humedad y la manera de construir el instrumento, por que no sólo es pegar unos simples trozos de madera, todo tiene su sentido para conseguir un sonido característico. Las manos de nuestro artesano, hacen posible todo esto.

En el proceso de construcción, se cuida hasta el más mínimo detalle, todo está medido, todo tiene que ir en su lugar correcto. Una guitarra no sólo se compone de madera, sino que existe un proceso muy complejo, hasta que se convierte en un instrumento de música.

Nuestras guitarras y sus maravillosos sonidos han llenado las salas de conciertos de todo el mundo. Actualmente, estudiosos de la guitarra de países como Alemania, Bélgica, Reino Unido, Italia, Francia, Suíza, Holanda, Japón, Costa Rica, Estados Unidos y por supuesto España, corroboran y promueven la alta calidad de nuestros instrumentos.